Traducir

martes, 30 de julio de 2013

Amarrado a ti Capítulo 83

-¡No digas eso, hay cosas que valen la pena, gente que te quiere!- Sujeto sus brazos, evitando que vuelva a dar otro puñetazo y rompa la puerta.
-Eso es mentira, ella era mi mundo y me ha dejado por otro tío. ¡Ya no sé qué hacer, Laia! 
-Debes olvidarte de ella, ya habrá otras chicas que te quieran más que a nadie.
-No quiero a nadie más que a ella- siento una gran punzada en el pecho al escuchar sus palabras.
-No digas tonterías, todo se supera- miento, yo todavía estoy enamorada de él.
-Dudo que pueda hacerlo- se deja caer en el suelo y apoya la cabeza en la madera de la puerta.
-¡Si te ha dejado ir es porque no te quería tanto como creías!- suelto sin pensar y me agacho para poder mirarle a los ojos.
-Tú también me dejaste- Me siento como si me tirase una jarra de agua fría.
-Fue diferente, yo no te dejé por nadie, yo te quier… te quería- rectifico.
-Pero te necesitaba y te fuiste, ¡lo eras todo!
-¿Ves? Y lo has superado, esta vez también lo conseguirás.
-No, ya me he cansado de todo esto, no sirve de nada, todo me sale mal, no pienso pillarme de nadie más- confiesa.
-Eso es imposible, yo también me lo he dicho mil veces y esta vez no lo he conseguido cumplir.
-¿A qué te refieres?- Mierda, se me ha escapado, no quiero que se entere que todavía siento por él.
-A nada, centrémonos en ti- intento cambiar de nuevo el rumbo de nuestra conversación.
-No, cuéntame, ¿qué has querido decir?- se acerca a mí y me mira esperando a que conteste.
Observo sus ojos oscuros a menos de medio metro de mí y siento una gran atracción hacia él que intento controlar lo mejor que puedo.
-Será mejor que me vaya a dormir- me levanto esquivando su profunda mirada y camino hacia la habitación-. Te he dejado la cena en la mesa de la cocina, que aproveche- intento sonreír-, buenas noches, Pablo- me acerco a él y le doy un beso en la frente. Inmediatamente, desaparezco de su campo de visión y me deshago del pijama, dispuesta a acostarme. 
Me miro en el espejo a los ojos y veo tristeza. Hacía tiempo que no me sentía así, vacía, con tanta necesidad de estar con él y no poder complacerme. 
 
La puerta se abre de repente y me encuentro con sus ojos a través del espejo. 
-Oh, dios, lo siento- se tapa los ojos con la mano libre y se pone rojo.
-Pablo, como si nunca me hubieses visto así, no eres un niño pequeño. 
-No pretendía verte así, lo siento, sólo venía a buscar una camiseta- se disculpa, quitándose la mano de la cara.
 
 
En la puerta de esa habitación (Pablo)
 
Siento cómo me ruborizo de forma inmediata al encontrarme con Laia en ropa interior. 
-¿No quieres cenar conmigo?- pregunto extrañado, tratando de parecer tranquilo.
-No tengo hambre, lo siento- responde secamente, mientras se acerca a mí. 
Se me corta el aliento al tenerla tan cerca así y por milésimas de segundo siento el impulso de lanzarla contra la cama. 
-¿Qué te pasa, Laia?
-¿Qué me pasa de qué?
-Te has ido así sin más, diciéndome que te ibas a dormir sin contarme eso.
-Son tonterías, déjalas estar- sus ojos se empañan y la veo tan delicada…
-Vamos, Laia- sujeto su mano al verla tan indecisa-, yo te he explicado lo que me ha pasado a mí, puedes contármelo- le sonrío.
Se aleja de mí y se sienta en la cama con la cabeza gacha, todavía en ropa interior. Mis ojos se desvían sin querer para observar su cuerpo detenidamente. ¿Por qué siento este cúmulo de sensaciones? Creí que ya estaba olvidado lo nuestro, pero mi corazón se ve que no lo entiende. Ese conjunto de encaje rosa pastel le queda de maravilla a su tímida piel morena. 
Me acerco y me pongo de rodillas ante ella, apoyándome en las suyas. Laia mira el lugar dónde he colocado mis manos y se ruboriza bajo la luz clara de la lámpara. Hacía tiempo que no la veía así, es como si hubiésemos vuelto a hace dos años, como si se hubiese detenido el tiempo en sus ojos chocolate. 


¡Hola! Quería recomendaros un blog nuevo que acaban de empezar Leo, Cece y Vicky, supongo que algunos de vosotros ya les conoceréis, así que bueno, es un nuevo proyecto que han decidido iniciar los tres juntos, así que espero que os paséis... Os dejo AQUÍ el enlace :)
¡Un beso muy muy muuuy grande! ¡Os quiero mucho! <3

4 comentarios:

  1. Esto, todo este drama de Pablo, Aroa y Laia, venia esperando!!!!! En verdad no quiero que Pablo se quede con Laia, es un poco egoista con él, ya que Aroa lo lastimo por Dario.
    Soy así de complicada jajajajja
    Pero quiero maaaaaaas, es imposible que nos dejes con esta intriga de como sigue.
    Y Aroa???

    ResponderEliminar
  2. Oh vaya lío de emociones... Uff... tengo muchas ganas de saber más de todos, en serio que deseo saber como termina esta historia jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola! Soy la chica Star del Blog Mirando las Estrellas, he visto tu entrada y esta realmente bien. La verdad, es que esta muy bien, y te felicito, sigue así de verdad :) Muchos besos y abracitos Meteros en el mío siempre que podáis comentar y hacernos miembros, me gustaría saber vuestra opinión. http://www.mirando-lasestrellas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Tienes un premio en mi blog :)
    Por cierto, pronto prontísimo me pondré al día con Amarrado a ti, y volveré a comentar en las entradas de los capítulos...
    Un beso enormeee

    ResponderEliminar