Traducir

lunes, 14 de enero de 2013

Amarrado a ti Capítulo 56





Allí, al lado de Aroa (Pablo)
 
-Y bueno, cuenta Laia, ¿qué es de ti?
-Pues no mucho, la verdad- ríe-. Estudiando, supongo que como todos los que estamos aquí.
-¿Arte?
-¿Te acuerdas?- sonríe, ilusionada.
-Claro, no podría olvidarlo, ¿y sigues igual de loca?
-Bueno, un poco sí- todos los demás ríen, pendientes de la conversación-. Tú has cambiado, eh.
-¿En qué?
-Estás más viejo- suelta una carcajada.
-Tú también, ya no eres tan cría- y ahora estás más guapa.
-No, es broma, estás igual, más alto, pero igual de tonto que siempre. ¡Niño, qué ganas tenía de verte!- me vuelve a abrazar.
-¿Y qué? ¿Casada?- río.
-No, todavía no, pregúntamelo dentro de unos años- ríe.
-Está bien, me lo apuntaré- le revuelvo el pelo.
-Odio que me hagas eso, no soporto que me toquen el pelo- me da un golpe en el hombro. Sigue siendo la misma de siempre.
-Qué tonta eres- sonrío. La echaba de menos, hacía mucho que no nos veíamos, éramos muy amigos. 
-Sabes que lo soy.
- Sí, no hace falta que te lo diga.
-Idiota.
Me giro hacia Aroa para ver qué hace, pero está hablando con Raúl.
-Bueno, Pablo, voy a bailar un poco con estas dos. Me alegro de haberte visto de nuevo, ya nos veremos esta semana que viene, que todavía estoy aquí, ¿vale?- me levanto y le doy dos besos en las mejillas, despidiéndome de ella.
-Por supuesto, te llamo.
-¿Cómo?
-Luego le pido tu teléfono a Javi- sonrío.
-Está bien, más te vale- ríe, alejándose.
-Adiós, Laia.
-Adiós, hasta pronto.
 
-Eh, tío, estás empanado- doy un salto en el asiento y sin querer me mancho la camisa con el cubata. 
-Hostia, qué susto me has dado. Mierda- Raúl está mirándome, esperando que diga algo-. Voy a limpiarme esto.
-Te acompaño- Aroa se levanta, preocupada. Qué guapa es.
-¿Te lo estás pasando bien?
-Sí, estoy a gusto- sonríe como sólo ella sabe.
-¿Quieres que vayamos a mi apartamento?- se sonroja-, es que esta mancha no se va a ir, es para cambiarme la camisa y eso- aclaro.
 
 
En frente de él (Aroa)
 
-Vale- sonrío, pero mis piernas han empezado a flojear. 
Él, yo, en su apartamento. Vale, Aroa, tranquila, que sólo va a cambiarse la camisa, nada más. Vamos, como si fueses una niña pequeña. Buf, si es lo que soy, no hace ni dos meses que soy mayor de edad.
Caminamos hacia la salida de la casa, en busca del coche. Subimos y me sonríe. Cojo aire y suspiro, nerviosa. Me odio por ser así. 
 
 
Muy lejos de allí, en un coche (Mara)
 
Davide deja caer su cabeza sobre el asiento y suspira, cerrando los ojos. Yo me echo hacia atrás, dándome un golpe brusco con el volante en la espalda y opto por dejarme caer sobre su cuerpo, perdiéndome en su cuello. Vuelvo a ser yo porque los efectos del alcohol ya se han esfumado.
-Lo siento- susurra con aspereza.
-Mierda- susurro-. Mierda, ¡mierda!- subo el tono de voz y golpeo con fuerza el asiento del copiloto.
-No sé ni por qué te he hecho caso.
-Yo no sé ni por qué te he dicho que lo hagas.
Nos quedamos en silencio, sin mirarnos. ¿Qué voy a hacer yo ahora? Le miro de reojo. Está muy serio, pero él no tiene la culpa. La culpable sólo soy yo, yo le dije que lo hiciese, yo soy la que está enamorada de su hermano y no de él. Ha sido un arrebato de niña caprichosa. Me siento mal por ser así, por no saber comportarme. 
-Me quiero morir- susurro.
-No digas estupideces- clava sus ojos en mí. 
-Lo digo muy en serio, la he cagado, soy imbécil, no entiendo por qué me he dejado llevar- siento que empiezan a salir lágrimas de mis ojos y no puedo evitarlo.
-Mara, ya está hecho, no le des más vueltas.
-¿Qué va a pensar Carlo? ¡Soy una puta!
-Mara, ya está, ni tú eres una puta por acostarte conmigo ni él es perfecto.
-Sí lo soy, me dejo llevar enseguida.
-Mara, joder, ¡para ya! Espero que no se te pase por la cabeza que yo me he aprovechado de ti porque no es así, ¿de acuerdo?- asiento-. Nos hemos dejado llevar y punto, se acabó, no le des más vueltas al asunto. 
Este chico es increíble, la he cagado. Le doy un abrazo en señal de agradecimiento por ser como es y bajo del coche. 

6 comentarios:

  1. Dios, lo peor de todo es que haya pensado en Carlo, ha sido una rallada, espero que lo arregle.

    Por otro lado, NO ME GUSTA LAIA. Pablo+Aroa es la fórmula de la Coca-cola.

    ¿Qué pasará con Darío? Chan-chan-chan (voz de anonio)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voz de anonio jajajajajaja
      Mmmm ya veremos qué pasa :D

      Eliminar
  2. Tenía muchas ganas de leer un nuevo capítulo, ¡estoy totalmente enganchada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por leerme, de verdad :)

      Eliminar
  3. me encanta,espero el proximo aunqe no comente los leo todos,bsts guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, gracias! La semana que viene pongo el próximo sin falta :)

      Eliminar